¿Plasma qué?

Son muchos los que afirman que algunos famosos utilizan tratamientos como la plasmaféresis para mantenerse jóvenes. En mi caso y en la de otros muchas personas, no se trata de una cuestión estética sino de salud.

Hace tan solo unos días que he salido del hospital. Me ingresaron debido a que la miastenia estaba cobrando demasiada importancia como para seguir sin probar otro tratamiento que lo frenara. Asumí el ingreso con mucha positividad y alegría porque tratamiento nuevo significa esperanza.

La plasmaféresis es un tratamiento de limpieza de la sangre. En el caso de la miastenia gravis y de otras muchas enfermedades autoinmunes, lo que quieren es separar y eliminar el plasma del organismo ya que en él se encuentran los anticuerpos que nos atacan causando la enfermedad.

No puede hacerse como muchos otros ttos en el hospital de día donde te pinchan en el brazo, NO. Este procedimiento se realiza a través de la introducción de un catéter en venas importantes y grandes como son la yugular, que se sitúa en el cuello, o en la femoral que se encuentra en la ingle. Pensar que necesitan este tipo de venas ya que sacan un volumen de sangre importante, toda tú sangre.

Una buena noticia es que este tipo de catéter se introducen con anestesia local y además van guiados, es decir, si lo colocan en la yugular utilizan técnicas radiológicas para ver donde pinchan. En el caso de la femoral lo hacen con un ecógrafo. Lo que es un alivio ya que no pinchan a ciegas palpando la vena.

Aún así, ahí estaba yo con más miedo que vergüenza. Aunque ahora que lo pienso, vergüenza también pasé. Porque en un primer momento el catéter iba a ir en el cuello pero al no poder ponérmelo por la mañana me dijeron que por la tarde solo lo podía hacer nefrología y ellos lo colocaban en la ingle.

No sé porque sigo sin hacer caso a mi Yaya en aquello de ” Miriam, aunque haya cosas que no se vean, tú siempre con todo nuevo, limpio y organizado.” La primera en la frente porque para que me iba a depilar si aquello no iba a verse… ¡A diario, me lo iban a ver a diario! Y además, ¡con la regla! Qué más os puedo decir… en mi linea.

La vergüenza hizo una aparición muy rápida una vez que empezó aquello y escuché ” Uy, este es diferente, ¿se coloca de la misma manera? Vamos a leer lo que pone.” Vamos a ver, que no estoy dormida, que solo estoy tapada por el papel verde de quirófano y la anestesia no llega a las orejas. ¿Por qué hacen eso? No se dan cuenta que tú estas literalmente cagada y ese tipo de comentarios…, no ayudan a relajarte. Empecé a sudar a borbotones tratando de no moverme ni lo mas mínimo. Pero mi cabeza iba a mil revoluciones hasta que los ojos de una enfermera aparecieron ante mi y consiguió tranquilizarme. Hay gente maravillosa con una delicadeza infinita.

Para todos aquellos que no habéis pasado por ello y quizá en un futuro lo hagáis, es rápido e indoloro. Solo se siente un pequeño pinchazo de la anestesia y lo demás, nada de nada.

Voy a tratar de explicaros como se realiza el procedimiento con palabras que todos podamos entender. Imaginaros cuando os ponen una vía, sale un tubo, ¿verdad?. Vale, pues estos catéter son igual pero de ese tubo, que es mas gordo de lo habitual, salen otros dos, uno con una pestaña roja (arterial por donde sale la sangre) y otro con pestaña azul (venoso por donde se re introduce la sangre). Estos dos tubos son conectados a otros dos que vienen de una máquina que realizará todo el proceso de limpieza.

La sangre, en mi caso, salía a una velocidad de 100 ml por minuto para llegar a un tubo de filtrado con membranas donde el plasma se va separando del resto de la sangre. El plasma se dirige a una bolsa que luego se tirará y la sangre sigue su recorrido por la máquina para mezclarse con plasma nuevo y re introducirse en el cuerpo. En algunos casos, el plasma de reemplazo que usan es fresco, pero en otros muchos como este, usan sustancias como la albúmina (proteína que se encuentra en el plasma).

Este proceso en tiempo y cantidad dependerá de nuestro peso y talla. Yo creía que iba a pasarme muchas horas conectada a la máquina pero al ser menudita el tiempo era más o menos de una hora y media. Durante ese rato tienes a una persona que no se mueve de tu lado controlando que estés bien. Uno de los días, comenzó a dolerme la cabeza y cerré los ojos, al abrirlos me encontré a la enfermera con sus ojos atravesándome, me eché a reír. Como curiosidades os cuento que:

  • El plasma es amarillo y parece pis. Lo miraba con recelo y pensaba ¡Ahí van todos los bichos malos que me provocan estar mal!
  • Uno de los días empecé a tiritar a lo grande y resulta que con la máquina también se controla la temperatura a la que la sangre entra por lo que si es un poco baja, va enfriando todo el cuerpo.
  • Cada mañana antes del tratamiento te sacan sangre para medir tus niveles de coagulación. Estos deben estar entre los parámetros estipulados para realizar la plasmaféresis.
  • Al manipular la vía todo tiene que estar estéril, así que al finalizar, te tapan todo, incluso los tubos como en una especie de bolsita.

¿Y cuál ha sido el resultado? Vuelvo a escuchar mi voz, puedo peinarme sin cansarme, lavarme la cabeza sin tardar media hora, ¡he comido una hamburguesa!, subirme la bragueta del pantalón… Me siento toda una personita hecha y derecha. Quizás los médicos esperaban tener un resultado mayor al que he tenido, pero, aún así estoy muy contenta del resultado. Estipulan que el efecto del tratamiento puede durar entre dos semanas y seis meses, por lo que no es un tratamiento definitivo, digamos que es como un parche. Sirve para restablecer un poco el estado normal del organismo pero no combate la producción de los anticuerpos malignos.

Por ello, ahora toca decidir cual, de las muchos medicaciones que existen, elegir y pasito a pasito conseguir un estado que me permita realizar más actividades.

¿Te animas a contarme que medicación tomas y como te ha ido? ¿Cómo enfrentas la situación de decidir qué medicación elegir? ¿Crees qué los médicos deberían participar más en esa decisión o por el contrario crees qué es el paciente quién tiene que hacerlo?

9 comentarios sobre “¿Plasma qué?

Agrega el tuyo

  1. Dios, te quiero y quiero saberlo todo, pero he tenido que dejar de leer en el tercer párrafo porque me estaba mareando en la oficina, mañana sigo otro poco :-*

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: