Pie equino

Hace unos días en las redes sociales publicamos un mini vídeo de una ortesis que suelo llevar en el tobillo. Y en respuesta a la encuesta sobre si queríais saber más sobre el tema, aquí va la entrada a lo “Barrio Sésamo”.

Como podéis ver en la foto, se trata de una especie de tobillera, su nombre es ortesis antiequino. Este tipo de ortesis lo llevamos aquellas personas que, sea por el motivo que sea, hemos perdido la capacidad de mover la parte delantera del pie. Y la posición en la que se queda recuerda a las pezuñas de los caballos, de ahí su nombre.

Andar con pie equino significa apoyar primero la parte de los dedos como si fueras en tacones, por ello es también llamado “tacones invisibles”. Esta marcha anormal del pie provoca tropiezos constantes con sus posibles caídas y al no andar normal, las articulaciones de ese lado pueden verse afectadas con sus correspondientes dolores y desajustes.

Para que todos lo entendamos. Para que un músculo se mueva tiene que llegarle un impulso nervioso (una orden del sistema nervioso) que le diga “MUEVETE”. Esa orden se transmite por todo el músculo permitiendo el movimiento. Pero, ¿qué pasa si el nervio o músculo tiene algún tipo de afectación?

En mi caso (y en la de muchos) se debe a un accidente. Como ya sabéis, tras una de tantas operaciones que he tenido en la pierna notaba que me tropezaba en exceso y aunque sabía que no era capaz por mi misma de levantar el pie creía que era más una cuestión de rehabilitación que un problema permanente. La realidad fue que el nervio debido a la fractura, operaciones, cicatrices… no se sabe muy bien el por qué, se había cortado en un punto determinado y no era capaz de enviar el estímulo al resto de la musculatura del pie.

Pero existen otros casos en los que el pie equino se debe a enfermedades neurológicas como puede ser en la esclerosis. En este caso y a groso modo, la mielina que protege los nervios desaparece y los deja a la intemperie sin protección provocándoles daños con sus consiguientes problemas en el movimiento.

Los accidentes cerebrovasculares como los ictus también provocan, entre otras muchas cosas, pie equino. Esto se debe porque, al sufrir el ictus, al cerebro no le llega suficiente sangre, glucosa y oxígeno y produce diversos daños en el cuerpo a todos los niveles. Las personas que sufren este tipo de accidentes requieren de mucha rehabilitación para volver a realizar movimientos cotidianos y recuperar el estado que tenían antes del ictus.

¿Sabíais que existe un porcentaje muy alto de personas con diabetes que pueden sufrir pie equino? Después de leer muchos artículos académicos sobre el tema, diría que este es un daño menor a lo que puede pasar si no controlas tu diabetes. Cuando hablamos de pie equino en la diabetes se llama neuropatía (afectación nervio periférico) diabética que debido a subidas de la glucosa puede provocarlo. Se produce porque esas subidas pueden afectar a la musculatura de los pies atrofiándolos y provocando un acortamiento en el tendón de Aquiles.

Como veis, existen muchas causas para el pie equino. Solo he nombrado algunas por encima para que sepáis que es más común de lo que imaginabais, estoy segura. ¿Queréis saber cómo se puede detectar? Algunas pruebas para comprobarlo son:

Electromiografía, con la que ven la actividad eléctrica de los músculos. En esta prueba te van pinchando con unas agujas en los músculos que creen afectados y te piden que los muevas. Al moverlos, ellos reciben una señal y pueden determinar la capacidad que tiene dicho músculo para responder cuando se estimulan sus nervios. No os engañaré, es algo frustrante cuando ves que no responde al estímulo. Recuerdo diciendo en alto “Pero ¡muevete! ¡Si te lo estoy ordenando!”, mientras le señalaba con el dedo.

– Normalmente con la electromiografía te harán un estudio de Velocidad de conducción nerviosa. Te colocan unos parches sobre el nervio, en distintos puntos, que emiten impulsos eléctricos para estimularlo. Lo que tarde en recorrer (la velocidad) esa distancia les da información sobre el estado de dicho nervio. Como en la anterior, notaréis pequeñas descargas en las zonas donde colocan las agujas o los parches.

– Otras pruebas pueden ser una resonancia magnética, radiografías, análisis de sangre… en función del conjunto de síntomas que presentes o sus posibles causas.

En muchas enfermedades autoinmunes se realizan las dos primeras pruebas para su diagnóstico. En realidad no es tan raro, porque muchas de ellas como la miastenia, esclerosis, síndrome de Guillain-Barré, … se ven afectadas la musculatura y los nervios. Pero como ya habéis visto, las causas del pie equino son muchas.

Por último os voy a contar como funciona el aparato. Lo dividimos en tres partes, la primera son unos enganches en los agujeros de los cordones o una plancha con un enganche que se coloca entre la lengüeta y los cordones. Una tobillera de velcro y un cordón flexible con dos velcros en los laterales que une las dos partes anteriores. De esta manera puedes darle la tensión que quieras levantando el pie lo que necesites.

Este tipo de ortesis nos van a ayudar a no tropezarnos y que nuestra marcha sea todo lo normal que se pueda, también nos ayuda a que el cuerpo este alineado y no provocarnos otras afecciones en rodillas, caderas, espalda… Pensar que cuando habéis pasado por un esguince, al principio cuando apoyáis no lo hacéis del todo y podéis sobrecargar otras zonas, resintiéndose y sintiendo dolor.

Si tenéis alguna minusvalía concedida este tipo de aparatos van subvencionados en un tanto por cierto, en mi caso fue un 60% pero no se si siempre es el mismo porcentaje.

Como siempre os decimos, si tenéis más información o hemos dicho algo erróneamente estaremos encantadas que lo compartáis, no solo con nosotras, sino con todos aquellos que leen el blog.

Un comentario sobre “Pie equino

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: