La lista

En unas horas voy al neurólogo y hay un montón de cosas de las que quiero hablar con él. Cosas que ya no sé si están relacionadas con la epilepsia, con las pastillas o con qué, así que dentro de un rato saldré de dudas.

Este fin de semana ha sido movidito, supongo que para cualquier persona es algo habitual, pero yo no suelo hacer tantos planes, entre otras cosas porque si me paso de actividad luego lo acabo pagando. Así que el sábado mis amigos me vieron en todo mi esplendor, y nos quedamos sin cenar para volver a su casa y quedarnos en el sofá ya que mi cerebro no aguantaba más. No sé si se dieron cuenta de que me adelanté los antiepilépticos y eso es algo que no suelo hacer, pero me pareció buena idea. También os digo que no sé si funciona, tendré que añadirlo a la lista de preguntas.

El caso es que dándole vueltas al finde me he dado cuenta de porqué prefiero improvisar a hacer planes, y la razón es que nunca sé si me voy encontrar bien para llevarlos a cabo. No me gusta dejar tirada a la gente cambiándoles los planes a última hora, eso es algo que antes me fastidiaba muchísimo y no me gusta hacer. Y ya sé que no debería anteponer un plan a mi cabeza, pero me sigue costando horrores porque siento que la gente no lo entiende.

Creo que esta es una de las cosas que me unió mucho a Miriam, con ella soy transparente porque ella sabe que cuando digo que no puedo quedar es que no puedo quedar. Sé que ella no lo cuestiona, sé que si ella me ve al rato en internet no piensa “Tan mal no estará”, o si me viese a las horas en el supermercado no se enfadaría. Nosotras llevamos otro ritmo, llevamos el ritmo que podemos y eso a veces significa que el cerebro nos deja tiradas cuando quiere y nos da treguas cuando menos lo esperamos, incluso en un mismo día.

La última vez que fui al neuro le pregunté si el cansancio era de la edad, la respuesta fue un “Sí” rotundo, pero le voy a pedir que lo desarrolle porque la otra vez me quedé con varias dudas. Así que ahora mismo me pongo con “la lista de la compra” porque no nos deberíamos quedar así, deberíamos saber si las cosas que nos pasan son normales o no, deberíamos estar seguros de si esos problemas son efectos secundarios de nuestra enfermedad o si tenemos que ir a otro especialista. Y si es cosa de la epilepsia entonces también me gustaría saber si puedo hacer algo al respecto, alimentación, ejercicio, otros medicamentos…

En mi siguiente entrada os contaré cómo ha ido la consulta y espero poder contaros novedades y remedios.

Gracias como siempre por estar ahí, es bueno saber que no estamos solos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: