Lagartija

Aquí mi Lagartija bonica, aquí unos amigos.

Una de mis mejores amigas también es epiléptica, no es que elija mis amistades en función de la tara, pero en este caso sí empezamos a intimar más cuando se enteró de que yo padecía la enfermedad.

Siempre he sido un bicho de internet, durante años fui tímida y me resguardé de los problemas en un blog. Gracias a ese blog conocí a gente maravillosa que recuperé años después gracias a Twitter, y allí como es un medio más interactivo nos fuimos conociendo en profundidad unos a otros. Lagartija fue una de esas personas, y en su caso lo que nos unió fue la epilepsia.

Hace años sólo hablaba de la epilepsia cuando surgía mucho la conversación. Digo mucho porque o me preguntaban directamente o yo me hacía la loca en plan “Aquí no hay nada que ver, señores circulen”.

Pero un día en Twitter alguien puso algo y yo dije que era epiléptica, al rato me llegó una notificación, tenía un mensaje privado de Lagartija.

  • Pal ¿Eres epiléptica?
  • Sí, ¿Por?
  • Yo también.
  • ¡¿En serio?!
  • Sí, ¿Te importa si te hago unas preguntas?

Y así comenzó todo.

Conocí a Lagartija mucho antes de conocer a Miriam, así que con ella fue con la primera persona con la que me desahogué e intenté entender cosas que me pasaban. Escuchaba sus historias y sus reflexiones y me quedaba embobada porque es hipnótico oír cosas que te llevan pasando años y que no has verbalizado nunca. Todavía me pasa, me siento con ella y es como sentarme conmigo misma.

Por supuesto nuestros casos no tienen nada que ver y antes, mientras le contaba algo, le decía “Perdona que te cuente esto, es una tontería en comparación”. Pero ella me enseño algo maravilloso, los problemas, las enfermedades y las circunstancias no se pueden comparar, cada uno tiene las que tiene y todo tiene su importancia para cada individuo.

Lagartija es una de las razones que me hizo llegar aquí, siempre he pensado que ella me ayudó mucho y me ayuda a mantener la cordura. Creo que es bueno conocer gente con la que poder compartir las cosas que te comes para no preocupar a los tuyos, o simplemente porque sabes que no lo pueden entender por mucho que quieran.

Miri es un flotador, Lagartija es un flotador y yo soy un flotador para ellas. No digo que vayáis por la vida buscando gente con taras, pero sí que aprovechéis las oportunidades de compartir vuestras experiencias porque no hay nada como sentirse comprendido.

2 comentarios sobre “Lagartija

Agrega el tuyo

  1. Gracias a mares, Pal. Además de risas y hospitalidad y otros lujos sin fin tú me das una infinita tranquilidad (que es una cosa que me falta mucho). Yo te veo y me encanta que seas el espejo más firme y más enriquecedor en el que pueda mirarme. Aunque vivamos a varios miles de km. ❤️

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: